Hacer mermelada de tomate

Encuentra tu receta de mermelada casera

Mermelada de tomates cherry

Siempre recordaré los tarros de cristal apilados en baldas en la cocina de mi madre. Si eres aficionado a hacer mermeladas, te sonará familiar, ya que es necesario embotar las mermeladas para que duren mucho tiempo.

Cada verano, recuerdo ver a mi madre hacer tarros y tarros de rica mermelada, utilizando los tomates que le traía mi padre de la huerta, o las moras que recogían cuando iban a pasear, o las frutas que casi todos los años nos regalaban los vecinos.

Mermelada de tomates cherry

Era una deliciosa forma de darle salida al excedente de productos que daba la temporada de verano en nuestra casa.

Yo la ayudaba a etiquetar los tarros, poniéndoles el nombre y la fecha de elaboración, para utilizar primero los más antiguos. Y lo mejor de todo era la recompensa, cuando por la mañana extendíamos la mermelada sobre una rebanada de pan tostada.

Y con aquel recuerdo, pasé años y años sin hacer ni gota de mermelada, porque es mucho más sencillo comprarla, pero no recompensa tanto.

Así que el año pasado recopilé recetas, me compré un libro de como hacer mermelada y empecé a guardar todos los tarros de cristal que me encontraba y lo apilaba en la parte de atrás de los armarios de la cocina.

Y desde entonces he hecho 3 recetas diferentes en pequeñas cantidades, porque no somos muchos en casa. Y una de estas recetas es la que pongo a continuación, una deliciosa mermelada de tomates cherry salidos de la huerta de mi hermano.

Su color es precioso, un rojo brillante con ráfagas de color dorado, y el sabor es lo que más sorprende ya que es una mezcla entre dulce, y picante con sutiles notas de canela.

Ingredientes para 500 gr de mermelada:

  • 400 gramos de tomates cherry maduros
  • 200 gramos de azúcar
  • 1 rama de canela

Elaboración paso a paso:

Paso 1. Lava bien los tomates y sécalos con un trozo de papel de cocina. Pártelos a la mitad (si quieres le puedes quitar las semillas, pero no importa que haya alguna en la mermelada) y ponlos en una cazuela amplia junto con el azúcar y la rama de canela. Revuelve y deja que repose durante 1 hora.

Paso 2. Pasado ese tiempo, pon la cazuela a fuego fuerte y espera a que llegue a ebullición. Remueve la mezcla frecuentemente con una espátula de silicona.

Paso 3. Cuando llegue a hervir, reduce la temperatura a fuego mínimo y deja que cuece todo durante 20 minutos, hasta que espese y adquiera la consistencia de una mermelada, revolviendo con frecuencia.

Paso 4. Retira la cazuela del fuego y vierte la mermelada en un tarro de cristal (de 500 ml) que previamente has esterilizado introduciéndolo en agua hirviendo. Incorpora también la rama de canela y tapa el tarro herméticamente.

Consejo.

Puedes hervirlo durante unos minutos para que se selle herméticamente. Ahora el tarro se puede almacenar en un lugar seco, fresco y oscuro durante unos meses.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 20 minutos

Tiempo total: 1 hora, 30 minutos