Hacer mermelada de tomate

Encuentra tu receta de mermelada casera

Hacer mermelada de tomate

El mundo de las mermeladas no se limita a las frutas, su ha expansión ha hecho posible que podamos hacer verdaderas delicias con hortalizas y verduras, como el tomate. De un intenso color rojo y con un aroma inconfundible, la mermelada de tomate es la receta perfecta para iniciarte en el mundo de las mermeladas. Bote a bote descubrirás todos sus secretos y ya no volverás a comprar mermelada.

¿Interesado en hacer mermeladas caseras? Explicación paso a paso de cómo hacer mermelada de naranja aquí.

Otros platos que te gustarán son la receta de solomillo al whisky, o un rico pastel de cabracho. Más sencillo es hacer una sopa de pescado si cuentas con una olla programable o robot de cocina. Y para arrancar el día con energía, galletas de avena y yogurt no deberían faltar en nuestro desayuno.

Mermelada de tomate casera

Esta mermelada de tomate casera es una receta que he heredado de mi abuela. Sí, ya hace años que ella la hace para repartir a toda la familia.

Mi padre la suministra de tomates en verano, y ella hace mermelada hasta que se acaban. Luego embota, los cuece al baño María y los guarda en el armario de las mermeladas, junto con un montón de variedades más de frutas y hortalizas.

Mermelada de tomate casera

De este modo, un bote puede durar hasta 1 año, y podemos disfrutar de esta rica mermelada durante todo el año. Pero ésta mermelada de tomate es tan deliciosa que se terminaron todos los tarros mucho antes del año.

Así que con un jardín lleno de tomates, cebollas y albahaca, es hora de hacer más mermelada.

Con ésta receta, la mermelada de tomate nos saldrá sabrosa y dulce, con un intenso color rojo y sabores que recuerdan a una salsa de tomate gourmet.

Esto es debido a que el tomate y la cebolla se cocinan lentamente en una mezcla de azúcar, vinagres balsámicos, zumo de limón, sal, cilantro y comino. Suelo incluir también una generosa cantidad de albahaca picada a la mezcla, que sin ella está buena, con ella está superior.

Mermelada de tomate casera

Tiempo de preparación: 30 minutos

Tiempo de cocción: 3 horas

Tiempo total: 3 horas 30 minutos

Ingredientes:

  • 2 kilos de tomates pera u otra variedad (que estén maduros)
  • Unas cuantas hojas de albahaca picada
  • 1 cebolla, picada
  • 1/2 taza de azúcar moreno
  • 1 1/2 tazas de azúcar granulada
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de cilantro picado
  • 1/4 cucharadita comino
  • 30 ml de vinagre de vino
  • 30 ml de vinagre balsámico
  • El zumo de un limón

Procedimiento:

  1. Limpia los tomates eliminando cualquier suciedad y quitándoles los tallos. Con un cuchillo haz un corte en forma de X en cada base de tomate.
  2. Prepara un recipiente con agua helada.
  3. Pon a hervir abundante agua en una cazuela grande, cuando empiece a hervir, introduce los tomates en el agua. Cuando veas que su piel comienza a pelarse, sácalos del agua y llévalos al recipiente de agua helada. Elimina el agua de la cazuela ya que vamos a volver a utilizarla.
  4. Pela los tomates (la piel saldrá muy fácilmente) y quítales todas las semillas que veas (dependiendo de la variedad habrá más o menos).
  5. Pica los tomates en dados y añádelos en la cazuela seca.
  6. Añade la albahaca picada, la cebolla picada, los dos tipos de azúcar, la sal, el cilantro, el comino, los dos vinagres y el zumo de un limón, y ponlo a calentar a fuego alto hasta que empiece a hervir.
  7. Una vez que llegue a ebullición, baja la temperatura a fuego lento y cuece todo durante 2 ó 3 horas, hasta que la mermelada esté espesa.
  8. Revuelve el contenido ocasionalmente para evitar que se queme el fondo. Al cabo del tiempo, puedes pasar la mermelada por la túrmix para eliminar cualquier trozo grande, piel o semillas, pero es algo opcional.

Nota.

  • El tiempo de cocción depende de la cantidad de agua que tiene la variedad de tomate que has escogido, por lo que tendrás que estar pendiente de la mermelada durante su cocción.

  • Estas cantidades nos darán para 4 tazas más o menos.

Más Hacer mermelada de tomate

Mermelada de tomates verdes

Una buena manera de utilizar los tomates verdes tempranos que nunca maduran (y que nadie quiere), es haciendo mermelada con ellos. Su sabor es un poco diferente al del tomate rojo, pero está riquísimo igualmente.

Esta mermelada tiene un color verde oscuro ideal, es dulce y tiene un toque cítrico por la incorporación del zumo de limón, naranja y su piel.

Leer completo

Mermelada de tomates cherry

Siempre recordaré los tarros de cristal apilados en baldas en la cocina de mi madre. Si eres aficionado a hacer mermeladas, te sonará familiar, ya que es necesario embotar las mermeladas para que duren mucho tiempo.

Cada verano, recuerdo ver a mi madre hacer tarros y tarros de rica mermelada, utilizando los tomates que le traía mi padre de la huerta, o las moras que recogían cuando iban a pasear, o las frutas que casi todos los años nos regalaban los vecinos.

Leer completo

Mermelada de tomate thermomix

Una mermelada de tomate especiada con la herramienta más versátil que hay, una thermomix. Como veréis, no escaldo los tomates para retirarles la piel, ya que al picarlos, no se va a notar prácticamente en el resultado final.

De todas formas, si queréis que la mermelada no tenga ningún tropiezo al final, podéis volverla a verter sobre el vaso y picarla a velocidad 5 durante unos segundos, hasta que esté fina.

Leer completo

Mermelada de tomate sin azúcar

Es tiempo de verano, es el momento de recoger los frutos de la huerta, de los arboles y de los arbustos y hacer todo tipo de mermeladas con ellos.

Me encanta la mermelada casera, pero lo que no me gusta es utilizar azúcar, porque ya que hago algo casero, quiero que sea saludable, y el azúcar blanco no me parece muy saludable.

Leer completo

Mermelada de tomate agridulce

Hoy tenemos una receta diferente, es una mermelada de tomate agridulce, endulzada con miel y aderezada con un toque picante de chile rojo.

Nunca había hecho mermelada porque resulta más fácil comprarla, pero reconozco que es algo que siempre he querido hacer, y cuando te pones, te pica el gusanillo y no puedes parar.

Leer completo